DEL PATRON-ORO AL PATRON-ENERGIA

beetoe2

El puente entre la economía productiva basada en la energía y la economía de servicios basada en la información

Hace unos pocos días recibía una llamada de un amigo desde Rusia en el que me explicaba con desesperación la situación a la que le había llevado la actual volatilidad en los mercados de divisas. Y su problema, en pocas palabras, era que su producto, competitivo hace sólo dos meses con el rublo cambiándose a 60 con el euro, había pasado a tener una muy difícil venta con el rublo a 80. Y esto había sucedido en un periodo de dos meses.
Una vez más, nos encontramos con los efectos perniciosos que la economía financiera genera sobre lo que podríamos llamar la economía productiva. Bien es cierto, que para los exportadores rusos, la actual situación de su divisa puede suponerles una ventaja competitiva con respecto a sus competidores en países con monedas “fuertes”, pero el efecto, inicialmente positivo, puede igualmente degenerar en breve si la inflación interna les penaliza sus insumos.
En consecuencia, los esfuerzos de los productores por incrementar su productividad para ser más competitivos al final quedan obliterados por factores fuera de su alcance, como son los movimientos de los Estados y sus bancos centrales en su eterna intervención de sus divisas.
Imaginemos ahora un mundo en el que una mercancía se convierte en el patrón o unidad de cuenta para la realización de los intercambios comerciales. Desde el punto de vista práctico, esta situación ha sido la que el mundo ha tenido hasta el abandono del patrón oro, por lo que no necesariamente tenemos que ser muy imaginativos.
Los pros y contras asociados a dicha situación fueron objeto de la aparición de diferentes escuelas de pensamiento económico, que con mejor o peor acierto, abogaban por soluciones para las debilidades del modelo, haciendo hincapié en las ventajas que el patrón oro proporcionaba. Por descontado que la corriente principal de pensamiento económico al final indujo a los estados al abandono del patrón y a la utilización universal de la moneda fiduciaria.
Sin embargo, como hemos visto en la introducción al artículo, no todo el mundo está tan satisfecho como los estados por el empleo universal del dinero Fiat.
Una de las características del patrón oro, que a juicio del autor, constituía su mayor debilidad era precisamente su unicidad. Los debates del bimetalismo, o multimetalismo, reflejan que dicha unicidad era una de las debilidades sobre los que se centraba una gran parte de las críticas.
Siguiendo por tanto en nuestro ejercicio imaginativo, supongamos que pudiéramos emplear una mercancía como patrón, que estuviera en la base de todos los sistemas productivos y que a su vez pueda tomar las suficientes formas para que su producción, uso, almacenamiento y potencial divisibilidad la haga de alcance universal.
En realidad dicha mercancía existe y se denomina Energía.
Estamos acostumbrados a considerar la energía en su vertiente utilitaria como electricidad consumida o trabajo en los medios de transporte, más que como vector energético; petróleo, gas, carbón, uranio, agua almacenada en pantanos, etc.
Pero es como vector energético, cuando su característica de mercancía adquiere todo su valor.
No es muy difícil hacer un ejercicio en el que todos los potenciales insumos en un proceso productivo, sea de bienes o de servicios, tengan una “valoración” en términos energéticos (Kilovatios Hora o Calorías). Igualmente, los productos fruto del proceso serían valorados energéticamente.
Por tanto, como unidad de cuenta, la energía parece un candidato interesante para que funcionara con el nuevo patrón universal monetario.
Por otra parte, una moneda también tiene que tener características que permitan su almacenamiento, transmisión y divisibilidad.
Y en este punto es donde engarzamos la digresión puramente economicista con la componente tecnológica que nos ayuda a conseguir que el patrón energía tenga las características para ser una moneda.
La tecnología que utilizaremos va a ser la de las redes distribuidas con la seguridad de las transacciones entre nodos usuarios garantizada mediante el modelo de cadena de bloques introducido originalmente por el bitcoin.
No es este artículo el lugar indicado para desarrollar los pormenores técnicos de la implementación de dicha tecnología para el uso previsto, pero adelantaremos algunas de sus características generales.
La nueva divisa virtual, a la que denominamos BEE (Bit Energy Equivalent), se define como un instrumento financiero equivalente a un bono de titulización de activos derivado del anglicismo “Asset Backed Security” (ABS).
Los activos que respaldaran la divisa serán productos energéticos almacenados. Dichos productos, y sin ánimo de ser exhaustivos, serán: petróleo y sus derivados, gas natural y sus derivados, carbón, electricidad almacenada y cualquier otro producto almacenable susceptible de ser medido en unidades energéticas. Por tanto, desde el punto de vista técnico-financiero sería precisamente un bono de titulización de materias primas, “Commodity Backed Security” (CBS).
La equivalencia de una unidad de divisa virtual se establece en una tonelada de petróleo equivalente (TOE) que a su vez equivale a 11,628 Mwh.
La red que soporta la emisión y posterior transacción de la divisa virtual estará formada por los emisores de la divisa, el operador de los sistemas de la red y los compradores y vendedores de la divisa.
Los emisores de la divisa serán las compañías que posean activos energéticos. El operador de la red establecerá los mecanismos de control para los emisores, obtendrá los preceptivos permisos de los mercados regulados para la aceptación de la divisa como instrumento financiero y desarrollará los diferentes procesos que permitan las transacciones de la divisa virtual. Compradores y vendedores de la divisa así como los usuarios de la misma podrán desarrollar sus transacciones en mercados y aplicaciones desarrollados por ellos mismos o por terceros.
El bloque génesis para cada nueva emisión de divisa virtual contendrá el certificado de depósito del producto energético almacenado así como las nuevas divisas emitidas. Estas se emitirán en múltiplos de mil unidades.
Las divisas emitidas pueden ser redimidas por su emisor y, por tanto, recuperar el producto en garantía, mediante la compra en mercado de las mismas.
Los propietarios de la divisa virtual tendrán un interés negativo sobre la misma del 6% anualizado que serán los pagos que reciban los emisores y el operador por sus funciones de almacenaje de los productos energéticos y la operación de la red respectivamente.
Las transacciones de divisa virtual en la red no tendrán ningún cargo por parte de esta.
En paralelo al mercado de la divisa virtual se establecerá, por parte del operador de la red, un mercado de CFDs (Contratos por Diferencias) que permita asegurar en el tiempo las diferencias de precio en los mercados de cotización entre los diferentes productos almacenados. Dicho mercado que inicialmente estará suscrito por los emisores de divisa virtual quedará abierto igualmente a los operadores de los mercados energéticos internacionales.
La nueva moneda que se presenta tiene, por tanto, unas características únicas y totalmente novedosas en cuanto al valor de la divisa que es actualmente el de la energía equivalente y los potenciales usos de la misma. No sólo como elemento de pago o de almacenamiento de valor, sino como puente entre la economía productiva basada en la energía y la economía de servicios basada en la información.

RFINTECH

Advertisements
Posted in Technology

Cryptolocker está arrasando en España!

En ésta última semana no hemos parado de recibir  peticiones de ayuda y compra de bitcoins debido a una masiva infección mediante  diferentes versiones de ‘CryptoLocker’.
El malware llega a través de un correo que simula  provenir  de CORREOS  y habla de un paquete que tenemos esperando en CORREOS.
Y quien no en está fechas navideñas, pensando en la cesta que nunca antes nos habían enviado, es capaz de resistir la tentación de abrir el fichero zip adjunto?
Este malware, una vez instalado, comienza a encriptar todos los documentos que tengas en el ordenador mostrando un mensaje diciendo que si quieres recuperar tus ficheros deberás pagar una determinada suma de dinero en bitcoins.
Posted in Uncategorized

10 innovaciones de la Fintech Conference de Londres para los servicios financieros del futuro

1.- Los bancos y las empresas de servicios financieros darán espacio a la libertad de elección de sus clientes: Éstos tendrán la opción de delegar la gestión de sus ahorros en una lista de proveedores, o bien de asumir el control de su propio dinero. Además, tendrán la capacidad de establecer su preferencia por determinadas empresas (medioambientalmente sostenibles, originarias de un país en particular, etc.).

2.- Los bancos del futuro estarán en nuestros dispositivos móviles: En el futuro, nuestros smartphones serán capaz de detectar sobre la marcha oportunidades de inversión.

3.- Habrá bots asesorándonos en tiempo real para impedir que tomemos decisiones financieras arriesgadas gracias a un sistema automatizado que conozca nuestras compras e inversiones.

4.- Potentes algoritmos supervisarán el comportamiento de los datos del banco con el objetivo de identificar amenazas, tanto externas como internas, para la seguridad de los mismos.

5.- Los bancos podrían convertirse en ‘brokers de identidad’, analizando y dando uso a los datos de los que disponen acerca de sus clientes.

6.- Los bancos serán reemplazados por plataformas basadas en casi su totalidad por bots y algoritmos, convirtiéndose así en empresas tecnológicas con un papel de intermediario del conocimiento entre clientes y mercados.

7.- Las cuentas bancarias del futuro serán independientes de los bancos: como los actuales números de teléfono móvil, serán parte de nuestra identidad y podremos mantenerlas aunque cambiemos de un banco a otro.

8.- Se utilizará de forma masiva la tecnología de ‘cadena de bloques’ (característica hoy en día de criptodivisas como Bitcoin) para distribuir, verificar y registrar las operaciones de una amplia gama de servicios, construyendo así un sistema financiero más descentralizado.

9.- Se generalizará el trading social, con préstamos, créditos e intercambios de activos negociados a través de redes sociales.

10.- Productos como préstamos e hipotecas evolucionarán hacia el crowdsourcing y otros modelos descentralizados: los intermediarios tradicionales perderán su función en el mercado una vez que los inversores provean de fondos a consumidores y empresas a través de plataformas online

Posted in Uncategorized

INTERNET ANALOGUE

The current $295 million run rate is over 2.9x the sum invested in 2013 and 29x the amount invested in 2012. Bitcoin venture capital investments are outpacing the investment rate of internet companies in 1995. The impact of this capital influx will be an increase in the general quality and caliber of the Bitcoin ecosystem’s companies and entrepreneurs.

Internet vs Bitcoin Funding

Just for fun… some of the companies funded in 1995 include Yahoo!, Amazon, and eBay.

Ultimately, we believe Bitcoin startup funding should have a strong positive impact on the industry’s future. Increasingly well-capitalized startups will continue to generate novel, cost-cutting, and interesting use cases for Bitcoin — ideas and applications that will encourage adoption over the medium-term.

Few groundbreaking technologies reach maturity without a chorus of criticism along the way. Bitcoin is no exception. The Bitcoin naysayers of today are like the internet naysayers of the early 90s. The first years the internet was slow and had almost no consumer-friendly programs. The 14k, 8,000 band dial-up modem (“Pshhhkkkkkkrrrr​kakingkakingkakingtsh​chchchchchchchcch​*ding*ding*ding*”) is today’s bitcoin. Eventually developers built then-unimaginable applications on top of the TCP/IP protocol. The same is likely to happen with the Bitcoin protocol. We believe, over time, applications will make it as useful as other important technology innovations.

Posted in Uncategorized

NIHIL NOVUM SUB SOLE (Nada nuevo bajo el sol)

Siglo XIX

Durante el reinado de la reina Victoria, apareció una nueva tecnología de las comunicaciones  que permitía  a las personas comunicarse instantáneamente a través de grandes distancias.

En efecto, a través del telégrafo eléctrico, el mundo comenzó a comunicarse más rápido y más lejos que nunca. Una red de comunicaciones que se extendía por todo el mundo y cuyos cables atravesaban los continentes y los océanos.

 La nueva tecnología revolucionó rápidamente las prácticas empresariales, dio lugar a nuevas formas de picaresca y delincuencia, e inundó a sus usuarios con un diluvio de información. Los romances florecieron en los cables. Nuevos códigos secretos fueron ideados por algunos usuarios que buscaban la privacidad de sus mensajes, y por supuesto fueron rotos por otros usuarios que querían saber que decían sus vecinos.

Los beneficios de la red fueron promocionados hasta la hipérbole por sus defensores, y criticados hasta la nausea por los escépticos. Sus partidarios plantearon que la nueva tecnología traería la paz mundial debido a que los mandatarios ya no necesitarían ir a la guerra gracias a  la comunicación instantánea entre ellos en caso de conflicto. Los detractores por su lado pronosticaron el fin del mundo por la disrupción moral que traería la nueva tecnología.

La economía, y en particular los mercados de valores experimentaron una burbuja especulativa ligada a todos los valores que rodeaban a las compañías de telégrafo en sus primeros días

Los gobiernos y los reguladores intentaron y no lograron controlar el nuevo medio.

Los usos en la vida ordinaria, desde la recopilación de noticias por parte de la prensa, pasando por los métodos de la diplomacia, hasta las negociaciones de precios del comercio ordinario en los mercados, tuvieron que ser completamente replanteados.

Mientras tanto, y alrededor de los cables, una subcultura tecnológica con sus propias costumbres y vocabulario se terminó estableciendo.

Siglo XX

A partir del principio de los años 90 una tecnología de las comunicaciones que había estado agazapada en el ámbito universitario y militar, la Internet, hizo su irrupción en la esfera publica gracias a la introducción de la “World Wide Web” y su protocolo http.

Hoy en día el Internet es a menudo descrito como una autopista de la información, y su precursor en el siglo XIX, el telégrafo eléctrico, se denominó la “autopista del pensamiento. “

 

Los ordenadores modernos manejan los bytes y los transmiten automáticamente a través de la red Internet en un paralelismo con los  mensajes telegráficos que se transmitían en los puntos y rayas del código Morse enviados  a lo largo de los cables por los operadores humanos. El equipo puede ser muy  diferente, pero el impacto del telégrafo en la vida de sus usuarios era sorprendentemente similar.

El telégrafo desató la mayor revolución en las comunicaciones comparable con el desarrollo de la imprenta. Los usuarios modernos de Internet son en muchos aspectos los herederos de la tradición telegráfica , lo que significa que hoy en día nos encontramos en una posición única para entender el telégrafo – y el telégrafo , a su vez , puede darnos una perspectiva fascinante sobre los retos, las oportunidades y las dificultades de Internet .

El ascenso y la caída del telégrafo es una historia de descubrimientos científicos, astucia tecnológica, rivalidad personal, y competencia feroz. Es también una parábola sobre cómo reaccionamos ante las nuevas tecnologías : para algunas personas, les toca la vena profunda del optimismo, mientras que otros encuentran en ellas nuevas formas de cometer delitos , iniciar un romance o hacer dinero fácil – tendencias humanas antiguas que con demasiada frecuencia se culpan a las propias tecnologías .

Si repasamos cada uno de los hitos en los que el telégrafo cambio la vida a nuestros antepasados del siglo XiX, los encontramos repetidos en el caso de la Internet.

Simplemente nos gustaría destacar ahora la reacción de los Estados en ambos casos, que de un desinterés en su lanzamiento pasaron a la intervención de la tecnología vía regulación o monopolio, Los actores que en la etapa anterior atendían a las comunicaciones, los correos de postas o las compañías telefónicas tuvieron que desaparecer, o reconvertirse en compañías de telégrafos o proveedores de Internet.

Siglo XXI

Las dos tecnologías que presentábamos como disruptivas en los dos pasados siglos en el dominio de las comunicaciones tenían en común que eran tecnologías que aprovechaban el efecto de red. Las comunicaciones que tendían a ser uno a uno se expandían al todos con todos.

Uno de los dominios que más se han resistido a la introducción de la red en sus prácticas ha sido el sistema monetario de los Estados y sus agentes los Bancos. Parece obvio, por lo que hemos visto en los cambios que promovieron las dos tecnologías anteriores, que la centralización de las comunicaciones en un punto, la cabeza, confiere el poder para su manipulación, mientras que la distribución de la información por la red, democratiza el acceso a la misma y diluye los efectos de control del Poder.

Es por ello que el control por antonomasia, el de la distribución de la riqueza, no es asunto al que al poder le guste que se manipule.

Y aquí es donde aparecen en el presente siglo las criptomonedas.

Una tecnología claramente disruptiva, basada en la red y que resuelve dos de los problemas que hasta ahora tenían las monedas sociales introducidas al margen de los Estados. El problema del emisor y el del doble gasto.

Considerando como paradigma de las criptomonedas el bitcoin, ocioso es repetir que lo que apuntábamos como cambios sociales generados por la introducción del telégrafo y la Internet, se están repitiendo como un calco.

Y por supuesto la reacción de los estados ya está llegando.

Aquí y si la historia nos sirve de maestra al final terminaremos viendo a los bancos asumirlas criptomonedas como un servicio  más dentro de su oferta al igual que las tarjetas de crédito. Y probablemente en detrimento de éstas.

Nuestra visión es que en el futuro las criptomonedas junto con el dinero fíat, que seguirá lógicamente siendo el dinero de los Estados, serán los instrumentos de pago en nuestra sociedad en red. Las criptomonedas habrán desplazado a las tarjetas de crédito como estas desplazaron a los cheques.

La aceptación de las criptomonedas pasará por la ocultación al usuario final de la complejidad tecnológica de las mismas. Poca gente que utiliza las tarjetas de crédito conoce la compleja tecnología que las soporta, Tampoco la universalización del telégrafo ni de la Internet sucedió porque el público aprendiera  el código Morse o el protocolo TCP/IP.

Por tanto una aproximación que pasa por obtener y cambiar las criptomonedas por dinero fiat de una manera fácil y segura en cajeros accesibles al público, creemos que es el paso necesario para su popularización.

Las Maquinas Bitcoin de Bbank son la plasmacion de esos cajeros que nos harán la vida mas fácil en nuestra relación con las criptomonedas.

Posted in Uncategorized

MAQUINAS BITCOIN

Image

Quisiéramos haceros extensiva una potencial participación directa en el negocio de las Maquinas de Bitcoin.
Hasta primeros de febrero la manera de invertir en dichas maquinas era la compra de una de ellas por un valor de 15.000€. Como muchos potenciales inversores nos escribieron diciendo que la cantidad era muy alta, pero sin embargo estarían interesados en invertir cantidades menores, se ha decido establecer una Comunidad de Bienes (CB) con las  maquinas restantes y abrir la participación en dicha comunidad de bienes a unidades de 600€ o equivalente en bitcoins.
.

Las condiciones son las que aparecen en el Contrato que te incluyo, considerando en este caso que el titular del mismo es la CB.
En esencia los Comuneros percibirían el 1% de los ingresos brutos de las maquinas. En los planes de negocio de las maquinas que los podéis encontrar en , Modelo de Negocio, se considera en un escenario no muy optimista que las maquinas realizaran operaciones por valor de 1,5 Millones de Euros cada una, con lo que la inversión se puede recuperar en un año.
Los pagos por los rendimientos de las maquinas se te harán en Bitcoins en la cuenta que se te abrirá en Bbank de la que podrás sacar los Euros en metálico en la maquinas o hacer cualquier otra operación que desees.
Te adjunto igualmente un documento relativo a las Comunidades de Bienes.
La revolución Bitcoin ya ha comenzado.
Si quieres participar en esta oportunidad mándanos un correo a info@pbank.es.
Posted in Uncategorized

Regulación Cajeros Bitcoin en España

Un cajero automático de bitcoins (o ATM de bitcoins) es un ordenador integrado en una máquina de venta automática. Se le llama cajero, pero es una máquina de vending similar a las de refrescos. Una diferencia es que vende bitcoins, en vez de latas; la otra es que entrega dinero al usuario a cambio de sus bitcoins.

Instalar un cajero automático de bitcóins en España es complicado pero legal y posible.

Un cajero de bitcoins es un terminal y, al tiempo, una máquina de venta automática a través de la cual el empresario puede llevar a cabo, las 24 horas del día, una distribución detallista y un comercio constante de bitcoins. Mediante el accionamiento un mecanismo, en el cajero de bitcoins el usuario podrá adquirir y vender bitcoins a cambio de un importe y gestionar su propia cartera de bitcoins.

Para instalar un cajero automático de bitcoins no es necesario obtener una autorización. Desde marzo de 2010, no es necesario que la Comunidad Autónoma, en la que se va a instalar y activar, homologue la máquina de bitcoins, ni es necesario obtener de ella una autorización. Basta con cumplir la normativa aplicable, que será la correspondiente a la compra-venta de servicios, a la prestación de servicios en línea y la puesta al uso de una máquina de venta automática (vending). Así se establece en la Ley 1/2010, de 1 de marzo, de reforma de la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista, en consonancia con lo dispuesto en la Directiva 2006/123/CE, norma comunitaria desarrollada bajo el amparo del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea (TCE).

La comercialización de bitcoins a través de un ATM puede realizarse a través de la venta directa, de la reventa automática o de la intermediación. Cada caso es diferente y la normativa aplicable también lo es. En este artículo supondré que la venta es directa, para acotar y compartir las directrices básicas a seguir.

En todos los cajeros automáticos, para la protección del usuario comprador, deberá figurar con claridad esta información:

  1. La información referida a la naturaleza del bitcóin y al comerciante que los ofrece: el tipo de producto que expende (bitcoins), su precio (en pantalla), la comisión que corresponda (en pantalla), la identidad del oferente, así como una dirección y teléfono donde se atiendan las reclamaciones.
  2. La información relativa a la máquina que expende el producto: el tipo de monedas o tarjetas que admite, las instrucciones para la obtención de bitcoins, así como la acreditación del cumplimiento de la normativa técnica aplicable.

Para la gestión de las carteras de bitcoins, bastará con la prestación debida del servicio. La normativa aplicable será diferente si el cajero requiere un pago previo a su uso o no, y si el cajero permite navegar libremente por la red o únicamente permite la gestión de la cartera del usuario en un entorno cerrado.

Todas las máquinas de compra y venta de bitcoins deberán permitir la recuperación automática del importe introducido en el caso de que su sistema de comercio falle. Habitualmente este tipo de máquinas permite incluso la recuperación del importe introducido cuando se produce un arrepentimiento en el consumidor, hecho que ha generado una discusión doctrinal entorno al momento de perfección del contrato y la naturaleza jurídica del arrepentimiento.

Por lo que respecta a la responsabilidad, en el caso de que las máquinas de venta estén instaladas en un local destinado al desarrollo de una empresa o actividad privada, los titulares de la misma responderán solidariamente con el de la propia máquina, frente al comprador, del cumplimiento de las obligaciones derivadas de la venta automática.

Debido a que los bitcoins (y el servicio del cajero) serán vendidos a consumidores y usuarios, se deberá tener también en cuenta la normativa de consumidores y usuarios, en particular, el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias. La venta (y compra) de bitcoins a otro tipo de persona, como un autónomo o un empresario, es bastante más compleja.

En cuanto a la edad de los usuarios, estos deberán ser capaces y mayores de edad o menores emancipados u otros menores que los usos y costumbres del lugar consideren apropiados para estos actos.

Los cajeros de bitcóins pueden permitir operaciones de importe inferior a 100.000€, si el dinero sale y se queda en España, sin que su responsable se convierta en sujeto obligado por la Ley 10/2010, de Prevención de Blanqueo de Capitales (art. 2.1); y tendrá que ser de menos de 10.000€ si el movimiento se realiza fuera de España. Mientras las cantidades se mantengan por debajo de estos límites, no habrá obligación de declarar a la AEAT, según la Orden EHA/1439/2006Y se deberá aceptar el pago con transferencia, si se permite que los importes superen los 2.500€, según dispone la Ley 7/2012.

El bitcoin está completamente regulado en España.

Publicado por Abanlex el 02 dic 2013 a las 10:00 am

Posted in News